sábado, 6 de septiembre de 2008

Liderazgo a modo del ejército americano


Los Rangers del ejército americano son un cuerpo de elite de respuesta inmediata, los altos mandos de las distintas corporaciones de las fuerzas armadas de estados unidos toman un curso de 4 meses para certificarse como Rangers y obtener el conocimiento para poner en práctica con sus unidades. Los aspectos y actitudes de liderazgo que promueven se pueden aplicar también en el mundo de los negocios. Según el manual de ejército americano: “Como líder, hay ciertas cosas que debes ser, conocer y hacer:”

Ser
1. Ser experto en asuntos técnicos y tácticos. Puede cumplir todas las tareas y trabajos requeridos de acuerdo al los estándares más altos de calidad para cumplir con su misión.
2. Poseer características y carácter profesional. Valor, compromiso, franqueza y sinceridad, competitividad e integridad.

Conocer
1. Los cuatro factores más importantes del liderazgo y como se afectan mutuamente entre ellos: El propio equipo, el líder, la situación y la comunicación.
2. A uno mismo y la búsqueda para la mejora continua de nuestra persona: Fortalezas y debilidades de nuestro carácter, conocimiento y habilidades. Continuamente desarrollar nuestras fortalezas y trabajar para vencer nuestras debilidades.
3. A tus soldados (pensemos en compañeros de trabajo para ser políticamente correctos) y cuidar su bienestar. Conoce y cuida a tus soldados, entrénalos para el rigor del combate, cuida de sus necesidades de seguridad personal, disciplínalos y recompénsalos justamente.

Hacer

1. Busca responsabilizarte y toma la responsabilidad de tus acciones. El líder debe ejercitar su iniciativa , ser proactivo y tomar ventaja de cualquier oportunidad en el campo de batalla que pueda llevar a la victoria (lograr los objetivos). Aceptar la crítica constructiva y tomar acciones correctivas para corregir los errores.
2. Tomar decisiones oportunas y de alto impacto. Evaluar rápidamente las situaciones y tomar decisiones efectivas. Recopilar información esencial , anunciar las decisiones en forma oportuna para que los miembros del equipo reaccionen y considerar los efectos de corto y largo plazo de tus decisiones.
3. Poner el ejemplo. Ser modelo en el rol de líder para tus subordinados, fijar estándares altos pero accesibles, estar dispuesto a hacer aquellos que demandas de tus soldados, y comparte el peligro y las situaciones azarosas con ellos.
4. Mantén informados a tus subordinados. Esto les ayuda a tomar decisiones y actuar dentro del ámbito de tu misión, promueve la iniciativa, mejora el trabajo en equipo e incrementa la moral (o la buena actitud y disponibilidad general).
5. Desarrolla un sentido de responsabilidad en tus subordinados: Enseña, reta y desarrolla a tus subordinados. Delegar indica que confías en tus subordinados y hace que ellos mismos pidan más responsabilidad.
6. Asegúrate que la misión o visión es comprendida, supervisada y llevada a cabo. Los soldados necesitan saber que es lo que esperas de ellos; que deseas lograr, cual es el estándar que esperas de lo que hacen y cuando quieres que se cumpla.
7. Desarrolla a tu equipo. Entrena ampliamente y en forma cruzada a tus soldados hasta que tengan plena confianza en las habilidades técnicas y tácticas del conjunto.
8. Emplea a tu equipo en acuerdo a sus capacidades. Conoce las capacidades y limitaciones de tu unidad, usa el enfoque a la misión para detectar las tareas esenciales para el cumplimiento de la misión y conduce un entrenamiento profundo, retador y realista para asegurar que tu unidad logra el estándar deseado en cada tarea.

Como ven mucha terminología pertenece a la milicia que normalmente se asocia con destrucción, inflexibilidad y falta de ingenio o iniciativa, y sin embargo los conceptos mencionados son claros y directos. El hecho de referir a una institución como el ejército lejos de ser un detrimento para el sentido que nos interesa le otorga más importancia a los conceptos, por que ¿no quisiéramos todos que nuestro equipo de proceso de negocio fuera tan efectivo y eficiente como una unidad de elite de uno de los ejércitos más poderosos del planeta? Podrán argumentar que si el ejército de Estados Unidos es o no de los más poderosos y efectivos, pero eso es harina de otro costal. Lo importante aquí es tomar las ideas que nos ayuden a enfocar nuestro estilo de liderazgo en la organización en la que nos desempeñemos, sea esta una unida de elite, un monasterio jesuita o una microempresa.

Bibliografía: www.sabiduria.com/liderazgo/ Por el Dr. Hugo Landolfi