sábado, 6 de septiembre de 2008

Napoleón Bonaparte, un líder militar

La mayor parte del miedo se basa en la ignorancia. Cuanto más conocimiento o habilidades poseas de un área determinada menos miedo tendrás en torno a ese tema. Napoleón Bonaparte es considerado por muchos historiadores tal vez el líder militar más grande de la historia. Más de 100.000 libros han sido escritos acerca de él desde su muerte en Santa Helena.
Napoleón Bonaparte

Prestar atención al detalle
El coraje de Napoleón fue legendario, pero no era ni vanidoso ni impetuoso. Napoleón fue famoso por su fastidiosa atención al detalle, por esforzarse en estudiar y comprender minuciosamente cada situación militar con la que se enfrentaba. Dirigió al ejército francés en cientos de grandes y pequeñas batallas y perdió sólo tres, la última de ellas en Waterloo. Cuanto más conoces a lo que te enfrentas, menor será tu nivel de ignorancia y naturalmente, mayor coraje y confianza tendrás. Cuanto más tiempo pasas pensando como atravesar una dificultad, más capaz serás de luchar contra esta cuando se presenta. Napoleón planificaba cada uno de sus ataques, cada uno de los movimientos que realizaría frente a determinada circunstancia, para minimizar sus errores.

Piensa en las posibilidades

Este militar consideraba cuidadosamente cada ataque, cada posibilidad de derrota que pudiera encontrar y luego se preparaba contra ella. No estar preparado para situaciones imprevistas es un rasgo de debilidad en un líder. La confianza proviene del uso constructivo del pesimismo, pensando en cada una de las cosas que pueden salir mal tiempo antes de que ocurran.

Ponerlo en práctica
Aquí hay dos reglas derivadas de las estrategias de Napoleón para que puedas aplicar dentro de tu propia vida. Primero conviértete en un experto en tu área. Nunca pares de aprender o de crecer, cuanto más sepas, más confianza tendrás en ti mismo. Segundo, apégate a los hechos. Chequea todo dos veces. Estáte preparado para cualquier imprevisto. Cuanto más preparado estés, más confianza tendrás. Recuerda que la actitud se vincula al liderazgo, por lo que podría decirse que es una de las características esenciales del liderazgo auténtico.

Bibliografía: www.sabiduria.com/liderazgo/ Por el Dr. Hugo Landolfi