miércoles, 19 de noviembre de 2008

¿Alma caritativa = Cobardía?


"Se acordó del caso de un hombre de Viscos, que trabajaba en una farmacia de una ciudad vecina y fue despedido al cabo de veinte años. No pidió ninguna indemnización porque -decía- era amigo de lso dueños y no deseaba perjudicarlos, sabía que lo habían echado por dificultades económicas. ¡Mentira! No los llevó a juicio porque era un cobarde y quería que lo quisieran a toda costa; pensó que los dueños lo considerarían siempre una persona generosa y un buen compañero. Al cabo de cierto tiempo, cuando les pidió un préstamo, le dieron con la puerta en las narices, pero entonces ya era demasiado tarde: había firmado un documento solicitando labaja voluntaria y no les podía exigir nada.
¡Bien hecho! El papel de alma caritativa corresponde a los muchos que tienen miedo de tomar decisiones en la vida. Siempre es mucho más fácil creer en la propia bondad que enfrentarte a los demás y luchar por tus derechos. Siempre es más fácil escuchar una ofensa y no reaccionar que tener el coraje de enzarzarte en un combate con alguien más fuerte; siempre podemos decir que no nos ha alcanzado la piedra que nos han lanzado, y de noche -cuando estemos solos y nuestra mujer o nuestro marido o el compañero de escuela duerman- , solo de noche, podremos llorar en silencio por nuestra cobardía."

-- Fragmento del libro "El Demonio y la señorita Prym", de Paulo Coehlo. --

En este fragmento podemos captar varias cosas como por ejemplo, la cobardía, pensar en que era lo correcto, en que las cosas que hacemos en el hoy y ahora pensando en un mejor futuro probablemente no lo veamos correspondido.
¿Ustedes piensan, que el hombre que firmo el documento hizo lo correcto o no, y porque?