miércoles, 19 de noviembre de 2008

Lo más rápido no es necesariamente lo correcto