viernes, 7 de noviembre de 2008

Donde duele inspira

Un lider que exige mucho, que nos hace dar mas de lo que nosotros mismos podriamos dar...INSPIRA, inspira a ser mejores, a proponernos nuevas metas, a mejorar nuestro trabajo y a cada dia desafiarnos a ser mejores.

Tuve una profesora en primer semestre, omitire su nombre, que como "molia" por usar una palabra coloquial, es de esas profesoras que prefieren a los hombres antes que a las mujeres, que estas respondiendo una pregunta que te hace y te dice que te calles por que estas mal o no sabes, que a pesar de tener la idea de lo que quieres decir como no es exactamente como ella enseño estas mal, es la tipica profesora que a pesar de todo tu esfuerzo y de pensar que ya estabas en el 5to escalon te bajaba al primero para que volvieras a subir y cada vez con mas obstaculos. De las profesoras que te pedian un trabajo con margen, arial 12, sangria 4.5, y todos esos parametros que en el momento se te hacen absurdos pero se vuelven un habito. Y podria seguir describiendo a mi ex profesora con un sinnumero de barbaridades que nos hizo, no dormir por hacer el trabajo mejor, no dormir por estudiar mas cada vez que habia examen o presentacion, hacer todo con modelo la PERFECCION.

Pero hoy les puedo decir que gracias a esa maestra, cada que hago un trabajo sin pensarlo dos veces le pongo el formato que ella pide, cada que va a haber un examen estudio como si fuera el examen para recibirme y cada que pienso que voy a dar una presentacion frente a un grupo me preparo como si fuera a dar una conferencia en la ONU y que mi mejor esfuerzo no es lo que necesito sino que tengo que dar mas de lo que puedo dar... ya los confundi?

Reiterando a la reflexion anterior, a pesar de que hubo un momento que alucine a mi ex profesora hoy puedo decir que es un ejemplo de lider por el que mediante la exigencia y el dar mas de lo que pensabamos poder dar nos hace mejores personas, aunque no por eso digo que sea la mejor forma ya que muchos en el camino desfallecieron y de entrar 25 al grupo pasamos como 15.

Por eso le doy las gracias! Anais :)

2 comentarios:

Maru y Diana dijo...

No creo que el camino para llegar a la "perfección" sea ese... desde el momento en que todos la alucinaban, y no la admiraban, quizá sea un líder pero para lo que no se debe hacer... quizá sea una persona tan rígida que a lo mejor un día de estos se queda tiesa... los líderes buenos, hacen fluir a los demás como el agua, flexibles pero con límites, y acaba uno apasionandose con lo que uno hace y si uno está en la misma frecuencia, por ende quiero que todo salga perfecto, pero por mi propia excelencia y no por miedo a que me repruebe. ¡bueno! eso es lo que yo creo...Maru

José Luis Damián Zúñiga dijo...

Me parece interesante la reflexión. En mi opinión el secreto está en conocer cual es el método que cada alumno necesita. Es decir, hay quienes requieren de inspiraciones de esta naturaleza y hay quienes requieren de otra. Es interesante cómo solemos recordar más a los profesores y maestros por su forma de ser que por toda la teoría que nos enseñaron. Creo que esto refuerza la idea de que la formación humana está por encima de la formación intelectual.